lunes, 15 de junio de 2009

FLIZ CMPLE

Mi hija cumplía quince años y le organizamos la fiesta en un salón para que invitara a todos sus amigos. Esa noche, a medida que iban llegando, se acomodaban en el lugar asignado y enseguida abrían sus celulares y se ponían a conversar por medio de mensajes de texto, o a jugar con esos aparatitos maravillosos entre mensaje y mensaje.
Era muy tierno verlos concentrados cada uno en la pantalla de sus sobrios y negros aparatos, como especificaba la invitación “elegante sport y celulares negros”. Qué grandes están todos, pensar que los conozco desde que hablaban entre ellos. Todavía les recuerdo la voz, algunos no me creen que cuando eran chicos hablaban y se miraban a los ojos. Yo no los corregía, claro; “ya van a crecer y van a aprender solos a no hablar”, pensaba.
Cuando llegó el momento del baile, cada uno conectó los auriculares a su celular, eligió la carpeta de canciones que más le gustaba y entró a la pista. Daba la sensación de que todos estaban bailando el mismo tema. La entrada de mi hija fue apoteótica, exultante de emoción. Sus amigos se desesperaban por ser los primeros en hacerle llegar su texto de felicitaciones, moviendo a toda velocidad sus pulgares. Algunos, los más previsores, ya tenían el mensaje preparado y lo único que debían hacer era apretar “ok”. El teléfono de mi hija no paraba de vibrar y como era imposible leerlos todos, guardó algunos para más tarde. Me acerqué a ella y sin darme cuenta le dije:
- Feliz cumpleaños, hijita.
Ella me miró horrorizada y se apartó de mí. Preocupada, fui tras ella y le pregunté si le pasaba algo, si había hecho algo que la incomodara. Tomó el celular y me mandó un mensaje de texto:
- M kres avrgnzar frnte a ms amgs? Hcme fvor, pra q stn ls tlfnos?
No tuve más remedio que abrir el mío y mandarle mis felicitaciones
- prdon, fliz cmplños, hjta. T am. Mama.
Fue el cumpleaños perfecto. Cómo pasa el tiempo, qué vieja estoy, pensar que casi le doy un beso.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante y sobre todo aleccionador hacia un futuro cada vez más inmediato.
Gracias por abrirnos los ojos de lo que estamos engendrando en nuestros hijos y nietos. Quizá en el tiempo nos vean como retrógrados o quizá todo ésto sea lo mejor para enfrentar el mundo que se viene.

Anónimo dijo...

Buenisimo el relato.
Ayer lo vi y hoy lo leí a mis alumnos (17 a). Uno dijo "mirá lo que me va a pasar con mi hija" Creo que la cosa viene más rápido, nos está pasando ahora. Ayuda a ver el futuro no tan lejano y a reflexionar. Gracias
saludos

Dario Kullock dijo...

Gracias por sus comentarios. Lo escribí luego de haber entrado al aula de alumnos míos y ver una triste imágen de ellos mandando mensajes de textos mientras esperaban a que comience la clase, en vez de hablar entre ellos para rencontrase.
Tengo curiosidad ¿sos docente en qué?

Gachi dijo...

Hola Dario, entré a leer en tu blog por el cuento "Fliz Cmple" que me llego en un mail, es de tu autoría? Muy bueno! Me gustó este relato, buena manera para mostrarnos una realidad que cada dia nos tiene mas incomunicados, o mal comunicados. Y que lamentable, ese querer "agiornarnos" los mayores, siguiendo los códigos de los jovenes para "no hablar"; nos falta el tiempo y la fuerza para mostrarles la riqueza, la magia, la belleza y el poder de las palabras? Padres y educadores: hay mucha tarea para hacer! Seguiré leyendo en tu blog. Exitos!

Dario Kullock dijo...

Gracias por tu visita al blog. Todo lo que hay en él es de mi autoría. Gracias por tus comentarios alentadores.

Anónimo dijo...

Excelente !!!!!!!!
Si no fuera probable... hasta sería gracioso.....

Anónimo dijo...

Soy de Venezuela pero vivo en Canadá y me quedo perpleja de ver el aislamiento que sufren las familias en mi país a causa de los crackberry. Todos los jóvenes por debajo de 35 años tienen una ADICCION COMPLETA a este tipo de comunicación. Te relato esto que yo viví: Padre en fase terminal de cáncer. Hija con un BB. Padre que cae al piso producto del principio del fin. Yo, auxilio al padre y pido ayuda a la hija quien es una mujer de 30 años. Hija me ayuda a incorporarlo SIN SOLTAR EL BB. Padre herido en el brazo. Hija, con lágrimas en los ojos, texteando lo que sucede en casa en ese momento..."noticias frescas para sus amigos" me dije...

Dario Kullock dijo...

La modernidad tiene sus cosas buenas y otras que son patéticas. ¿No?

Aryam dijo...

Es posible q alguien disfrute mas el sexo por telefono o por internet que en persona?? Yo creo q la respuesta es sí. Pero es eso sano?? O simplemenete es la educación, y gustos. Pero yo creo q la gran mayoría Nunca va a preferir el messenger a ir a visitar un amigo y disfrutar de su vibra.
Debo decir q la idea de la fista fué original. Yo tengo 16 años y me parece super insulso. Es decir como es q se puedo llevar acabo esa fiesta?? Y los adultoos??

Anónimo dijo...

aunque Aryam, se de por ofendido, esa es la realidad, que se fije a su alrededor y eso es lo que esta pasando, mas sabemos de los hijos por las redes sociales, que por lo que nos conversan.

Nuria dijo...

Creo que la pregunta de Aryan está buena "y los adultos???"
Eso nos tenemos que preguntar. la tecnología es algo alucinante, imparable y democratizadora, pero también requiere que aprendamos en medio de este vértigo, y para nosotros los adultos no es tarea fácil. Pero tenemos que estar a la altura de las circunstancias para seguir acompañando y ayudando a crecer a nuestros hijos.
Dari: te felicito por el cuento. está buenísimo que dispare tantas cosas para pensar. Y además, como siempre, me hiciste reir.
Besos.

Dario Kullock dijo...

Gracias Nuri por tus comentarios. acuerdo con vos sobre que la tecnología es imparable. Sobre que sea democratizadora tengo mis dudas, eso depende de la política, sino puede ser opresora y engañosa.

Norma2 dijo...

Hola Darío, no tenía la menor idea de quién era el autor de este texto, porque me llegó vía archivos como muchos de los que circulan por el ciber espacio. Me gustó conocer a su autor porque todo lo que decís allí es la pura realidad de nuestros días y a mi me molesta mucho.
Saludos desde Mar del Plata

Dario Kullock dijo...

Gracias por tus comentarios elogiosos, Norma. Un abrazo
Darío

silvana dijo...

Es muy triste todo lo que cuentas.Ya se ven los chicos en el bus o por la calle en vez de mirar el cielo, el vecino,hablar con su boca, están absortos en esos aparatos que no los comunican,los incomunican.Creo que todo tiene un límite y habrá que ponerlo, de lo contrario serán todos robotizados y menos humanos. Es perder la escencia de uno mismo! No se dan cuenta?

www.venamimndo.com dijo...

Muy bueno el cuento de la fiesta de la chica 1ue cule 15 años y los celulares. Algo que por desgracia, es muy cierto,

María del Carmen Maqueo dijo...

Excelente texto que dibuja la realidad que estamos viviendo hoy en día. Me encantaría publicarlo en mi blog para el domingo 8 de septiembre.
Estaré pendiente de tu autorización, y en serio: ¡Felicidades!

Dario Kullock dijo...

Hola Maria del Carmen Maqueo, usá el texto con total libertad. Te mando saludo y gracias por la difusión.

Unknown dijo...

hola Darío! Muy buenos tus cuentos!!
este me gusta en particular. Te lo comento cuatro años después que lo publicaste, y me pregunto cómo seguirán estas historias, de pibes y y pibas (cada vez más cerca de su adultez y de asumir un rol protagónico en el devenir del mundo) que se comunican de esa manera.

Parece un cuento futurista. Pero no, ya es historia...

Un abrazo!

Dario Kullock dijo...

Gemán, cuando lo escribí parecía futurista pero se vislumbraba algo así. Creo que la realidad superó. Gracias por tus comentarios. Abrazo para vos